Un campo de golf rodeado por árboles y arbustos

Hace poco, el JBB le comunicó otra buena noticia ambiental para el sector. Los alrededores del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Federación Colombiana de Golf, ubicado a espaldas de la Plaza de los Artesanos, reverdecería con nuevos árboles y arbustos. “Me puse muy contenta porque este campo de golf es vecino del bosque urbano Brazo Salitre, es decir que las nuevas coberturas vegetales también ayudarán a consolidar el corredor ecológico”. El pasado 26 de octubre, en horas de la mañana, Edilma y otros líderes ambientales y sociales de Barrios Unidos y varios funcionarios de la Policía Metropolitana, llegaron al CAR (carrera 60 con calle 64) para participar en la jornada de plantación. Laura García, ingeniera del grupo de coberturas vegetales del JBB en las localidades de Barrios Unidos y Fontibón, les informó que el objetivo era plantar 103 nuevos árboles y arbustos alrededor del campo de golf, además de realizar 24 replantes. “Seleccionamos siete especies, la mayoría arbustivas y que brindarán diferentes servicios ecosistémicos como atraer a los polinizadores. Estas nuevas coberturas vegetales se conectarán con los árboles y arbustos del bosque urbano Salitre”. Los futuros plantadores escucharon atentos las indicaciones técnicas de la ingeniera del JBB, como retirar con cuidado la bolsa plástica que contiene el pan de tierra de los individuos arbóreos, agregar un hidroretenedor en el hueco de un metro cúbico y aporcar la tierra. “Para abrir los huecos, nuestros operarios debieron retirar una cantidad considerable de escombros y luego los rellenaron con tierra abonada. Este proceso es bastante dispendioso y por eso se demoró toda una semana”, apuntó García. A diferencia de los demás participantes, el rostro de Edilma no daba señales de sorpresa. “Ya perdí la cuenta de la cantidad de árboles que he plantado con el JBB. Es una de las actividades que más me gusta porque estoy sembrando vida”. Los nuevos árboles y arbustos de los alrededores del campo de nueve hoyos de la Federación Colombiana de Golf, un sitio visitado diariamente por un centenar de golfistas, no se verán afectados por la actividad deportiva. “El campo de golf cuenta con mallas bastante altas que evitan la salida de las bolas. Para que los individuos arbóreos se desarrollen adecuadamente, necesitamos del cuidado de la ciudadanía, ya que la zona hace parte del espacio público”, dijo la ingeniera. Edilma agregó 10 nuevos árboles y arbustos a su lista de individuos plantados y quedó muy contenta con el reverdecer de la zona. “Estos tesoros naturales vecinos al bosque urbano Brazo Salitre nos van a proveer de un oxígeno limpio y mejorarán nuestra calidad de vida”. La líder ambiental y social de Barrios Unidos asegura que estas coberturas vegetales van a aumentar la biodiversidad del sector. “Los árboles albergan muchas aves, insectos y hasta plantas epífitas, un conjunto de biodiversidad que seguiremos defendiendo”. El bosque urbano Brazo Salitre y los nuevos árboles y arbustos alrededor del campo de golf están ubicados en una zona estratégica. “Estas coberturas aumentarán el corredor ecosistémico que va desde los Cerros Orientales hasta el río Bogotá y ahora hacen parte de la Estructura Ecológica Principal de la ciudad”. Al finalizar la plantación, la defensora del bosque y el humedal Salitre le hizo un llamado a la ciudadanía. “Les pido a las personas que transitan por este sector que nos ayuden a conservar y cuidar los nuevos árboles. Proteger la naturaleza es un trabajo de todos”.

103 nuevos árboles y arbustos y 24 replantes de siete especies reverdecieron los alrededores del Centro de Alto Rendimiento de la Federación Colombiana de Golf, un sitio deportivo ubicado en la localidad de Barrios Unidos.

Estas nuevas coberturas vegetales se conectarán con el bosque urbano Brazo Salitre, uno de los 21 contemplados por el actual Plan de Ordenamiento Territorial.

Líderes ambientales, funcionarios de la Policía Metropolitana y habitantes del sector, participaron en la jornada de plantación. Nueva crónica #BogotáReverdece.

Edilma Garzón es una de las lideresas ambientales y sociales más reconocidas de la localidad de Barrios Unidos. Suma más de 18 años defendiendo a capa y espada los recursos naturales que alberga este sector cercano al Parque Metropolitano Simón Bolívar.

La voz cálida y amena de esta mujer de estatura baja se torna fuerte y gruesa cada vez que defiende un árbol, un ave o un cuerpo de agua. “La acelerada urbanización de la ciudad ha pretendido quitarnos la naturaleza, una tragedia que los habitantes de la zona hemos frenado”.

Uno de los principales logros comunitarios en los que participó fue la declaración del humedal El Salitre como Parque Ecológico Distrital de la capital, un ecosistema ubicado en el parque que lleva su mismo nombre.

Un campo de golf rodeado por árboles y arbustos
Un campo de golf rodeado por árboles y arbustos

“Fui una de las ciudadanas que más defendió la gestión para declarar a El Salitre como humedal, un hito comunitario y ambiental que logramos en 2011. En ese entonces, los mandatarios querían construir nuevos escenarios deportivos en el cuerpo de agua”.

A pesar de ser el humedal más pequeño de la capital, con un área de 3,42 hectáreas, El Salitre es una joya biodiversa. Según la Fundación Humedales Bogotá, es el cuarto humedal de la ciudad con más especies de aves registradas, 106 en total.

“Lograr defender y proteger el hogar de estas aves, es un logro comunitario que nos llena de orgullo. Todas las mañanas, cuando recorro el humedal El Salitre, mi corazón se acelera al escuchar los cantos de la avifauna”, asegura Edilma.

Además de aves, El Salitre cuenta con una alta presencia de ranas sabaneras, libélulas e incluso peces. “Es el humedal con mejor calidad de agua de todos los Parques Ecológicos Distritales de Humedal de la ciudad”, informa la fundación.

Según Edilma, El Salitre no presenta ningún tipo de afluente. “Su única fuente de agua es la lluvia y por eso muchos no lo consideraban como un humedal. Pero su gran cantidad de biodiversidad evidencia todo lo contrario”.

La guardiana del humedal, que ejerce acción ciudadana en temas sociales y ambientales desde 2005, también ha participado en diversas jornadas de limpieza de la quebrada Brazo Salitre y plantaciones de árboles y arbustos.

“El Jardín Botánico de Bogotá (JBB) realizó varias plantaciones alrededor de la ronda de la quebrada, actividades en las que participé y apadriné varios individuos arbóreos. Siempre trabajaré para que este sector siga reverdeciendo”.

Un campo de golf rodeado por árboles y arbustos
Un campo de golf rodeado por árboles y arbustos

Vecino del bosque urbano

Cuando el Plan de Ordenamiento Territorial de la actual administración fue aprobado, Edilma celebró con bombos y platillos. Uno de los 21 bosques urbanos contemplados por esta hoja de ruta, estaría en el sector que tanto ha defendido.

“Brazo Salitre será el bosque urbano de la localidad de Barrios Unidos. El objetivo es reverdecer varios polígonos de la zona con diferentes especies de árboles y arbustos y así consolidar un corredor ecológico”.

Edilma ha participado en las jornadas de cocreación lideradas por la Secretaría de Ambiente y el Jardín Botánico para darle forma a este bosque urbano. “Ya plantamos los primeros 11 árboles y arbustos en un sector cercano al humedal El Salitre”.

Hace poco, el JBB le comunicó otra buena noticia ambiental para el sector. Los alrededores del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de la Federación Colombiana de Golf, ubicado a espaldas de la Plaza de los Artesanos, reverdecería con nuevos árboles y arbustos.

“Me puse muy contenta porque este campo de golf es vecino del bosque urbano Brazo Salitre, es decir que las nuevas coberturas vegetales también ayudarán a consolidar el corredor ecológico”.

El pasado 26 de octubre, en horas de la mañana, Edilma y otros líderes ambientales y sociales de Barrios Unidos y varios funcionarios de la Policía Metropolitana, llegaron al CAR (carrera 60 con calle 64) para participar en la jornada de plantación.

Laura García, ingeniera del grupo de coberturas vegetales del JBB en las localidades de Barrios Unidos y Fontibón, les informó que el objetivo era plantar 103 nuevos árboles y arbustos alrededor del campo de golf, además de realizar 24 replantes.

“Seleccionamos siete especies, la mayoría arbustivas y que brindarán diferentes servicios ecosistémicos como atraer a los polinizadores. Estas nuevas coberturas vegetales se conectarán con los árboles y arbustos del bosque urbano Salitre”.

Los futuros plantadores escucharon atentos las indicaciones técnicas de la ingeniera del JBB, como retirar con cuidado la bolsa plástica que contiene el pan de tierra de los individuos arbóreos, agregar un hidroretenedor en el hueco de un metro cúbico y aporcar la tierra.

“Para abrir los huecos, nuestros operarios debieron retirar una cantidad considerable de escombros y luego los rellenaron con tierra abonada. Este proceso es bastante dispendioso y por eso se demoró toda una semana”, apuntó García.

A diferencia de los demás participantes, el rostro de Edilma no daba señales de sorpresa. “Ya perdí la cuenta de la cantidad de árboles que he plantado con el JBB. Es una de las actividades que más me gusta porque estoy sembrando vida”.

Los nuevos árboles y arbustos de los alrededores del campo de nueve hoyos de la Federación Colombiana de Golf, un sitio visitado diariamente por un centenar de golfistas, no se verán afectados por la actividad deportiva.

“El campo de golf cuenta con mallas bastante altas que evitan la salida de las bolas. Para que los individuos arbóreos se desarrollen adecuadamente, necesitamos del cuidado de la ciudadanía, ya que la zona hace parte del espacio público”, dijo la ingeniera.

Edilma agregó 10 nuevos árboles y arbustos a su lista de individuos plantados y quedó muy contenta con el reverdecer de la zona. “Estos tesoros naturales vecinos al bosque urbano Brazo Salitre nos van a proveer de un oxígeno limpio y mejorarán nuestra calidad de vida”.

La líder ambiental y social de Barrios Unidos asegura que estas coberturas vegetales van a aumentar la biodiversidad del sector. “Los árboles albergan muchas aves, insectos y hasta plantas epífitas, un conjunto de biodiversidad que seguiremos defendiendo”.

El bosque urbano Brazo Salitre y los nuevos árboles y arbustos alrededor del campo de golf están ubicados en una zona estratégica. “Estas coberturas aumentarán el corredor ecosistémico que va desde los Cerros Orientales hasta el río Bogotá y ahora hacen parte de la Estructura Ecológica Principal de la ciudad”.

Al finalizar la plantación, la defensora del bosque y el humedal Salitre le hizo un llamado a la ciudadanía. “Les pido a las personas que transitan por este sector que nos ayuden a conservar y cuidar los nuevos árboles. Proteger la naturaleza es un trabajo de todos”.