Revelan nuevos hallazgos sobre el origen geográfico y especiación de las orquídeas

evelan nuevos hallazgos sobre el origen geográfico y especiación de las orquídeas

Un estudio de 47 investigadores, tres de ellos del Jardín Botánico de Bogotá, reveló una nueva filogenia de las orquídeas a nivel global.

La publicación plantea que su origen geográfico se dio a finales del Cretácico Superior en Laurasia, una antigua masa de tierra del hemisferio norte.

También demuestra que Centroamérica, especialmente Panamá y Costa Rica, es la región con la mayor tasa de especiación, y no el Sudeste Asiático.

Muestreo de taxones, secuenciación de bibliotecas de ADN y análisis biogeográficos, fueron algunos de los materiales y métodos utilizados por los expertos.

 

Las orquídeas se encuentran entre los grupos de plantas con flores más ricas en especies, con un total de 29.524. Según estudios de datación molecular, su diversificación inició hace aproximadamente 76 millones de años.

Sin embargo, su origen, extendido por todo el mundo, y los puntos críticos de especiación (población de una determinada especie que da lugar a otra), significaban una gran incertidumbre debido a la falta de un análisis filogeográfico actualizado.

Este panorama acaba de cambiar con la publicación de “El origen y la especiación de orquídeas”, una nueva filogenia a nivel global realizada durante más de un año por 47 investigadores, tres de ellos del Jardín Botánico de Bogotá: Boris Villanueva, Milton Rincón y José Aguilar.

El estudio, liderado por Oscar A. Pérez Escobar, se basa en un amplio muestreo de taxones (1921 especies y 285 géneros de orquídeas); secuenciación de bibliotecas de ADN; análisis de datos de secuenciación Sanger y de alto rendimiento; y datos biogeográficos (Fondo de Información sobre Biodiversidad Global, megabase RAINBIO y Lista Mundial de Plantas Vasculares).

Uno de los principales hallazgos es que el origen geográfico de las orquídeas se dio a finales del Cretácico Superior en Laurasia, una antigua masa de tierra del hemisferio norte, y no en Australia como previamente se había propuesto.

“La propuesta de una diversificación inicial de las orquídeas en Laurasia contrasta con las inferencias previas de un origen australiano de la familia, seguido de la entrada al Neotrópico a través de la Antártida”, cita la investigación.

Según los investigadores, esto coincide con el importante papel que jugó Laurasia durante el Cretácico tardío, fomentando la diversificación inicial de muchos linajes de plantas y animales con flores tropicales y de temperaturas cálidas.

 

Explosión en Centroamérica

La publicación rechaza la hipótesis de que el Sudeste Asiático fue la región con mayores tasas de especiación de orquídeas. Los resultados muestran el mayor punto en el sur de Centroamérica, específicamente en Panamá y Costa Rica.

“Esta región contiene el 4,5% de la flora y fauna mundial en tan solo 0,5% de su superficie terrestre. El sur de Centroamérica ha sido un punto crítico para la especiación de orquídeas desde el Plioceno”, cita el estudio.

Los linajes de especiación más rápida, según la investigación, ocurren predominantemente en el sureste de Centroamérica, donde abarcan hábitats como bosques secos, húmedos de tierras bajas y nubosos, además de pastizales de gran altitud.

“Los bosques de Costa Rica y Panamá son de origen Plioceno, es decir que están entre los biomas neotropicales más jóvenes. La rápida creación de cadenas montañosas y valles bajo un clima tropical pudo generar múltiples microhábitats y aumentar las tasas de especiación”.

Los investigadores afirman que la posición geográfica de estos países actúa como un cruce biológico entre los dos grandes puntos de biodiversidad del norte de Mesoamérica y los Andes del norte.

“Sin embargo, nuestros análisis deben ser interpretados con cautela debido a esfuerzos de recolección desiguales en ciertas regiones, como Nueva Guinea, históricamente poco estudiada”.

Otros de los hallazgos de la investigación es que la mayoría de las especies de orquídeas se originaron en los últimos cinco millones de años y que siete de cada 10 países más ricos en estas plantas se encuentran en el Neotrópico.

“Centroamérica (especialmente Costa Rica) y la región andina del norte (particularmente Ecuador y Colombia) tienen los niveles más altos de riqueza de especies de orquídeas”, revela el estudio.

 

Peligran por el cambio climático

Para Boris Villanueva, coordinador de las Colecciones de Referencia y Flora del Jardín Botánico de Bogotá, las orquídeas son plantas bastante interesantes por su rápida evolución y especiación, alcanzando casi 30.000 especies actualmente.

“Esto no ocurre por ejemplo con la magnolia, un género de plantas que, a pesar de ser más antigua que las orquídeas, no supera las 350 especies en el mundo porque no se han dividido tanto”, apuntó el biólogo.

Sin embargo, el experto asegura que la evolución de las orquídeas también indica que son muy sensibles a desaparecer. “Los cambios climáticos drásticos no les van a permitir adaptarse y muchas de ellas se van a extinguir”.

Aunque el futuro de las plantas depende de los polinizadores, aves e insectos que sí pueden desplazarse a otros lugares, el desarrollo de las semillas requiere de agua y hongos. “Con un drástico cambio en el clima, todo varía y por eso sus poblaciones van a disminuir”.

El panorama climático actual no es muy alentador para las orquídeas. “El clima está cambiando cada año, algo que ya tiene en alto riesgo a los páramos, glaciares y otros ecosistemas del Trópico”.

 

Fotografías tomadas por:  Milton Rincón, investigador Herbario JBB