¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!

¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!

El Jardín Botánico de Bogotá ha liderado varias jornadas de riego para evitar que la actual temporada de sequía afecte a los árboles y arbustos jóvenes de la ciudad.

Estas actividades han contado con la participación de la comunidad, voluntarios ambientales, empresas privadas y entidades distritales y nacionales.

Los bosques urbanos del Park Way, San Carlos, Santa Helena, Brazo Salitre, Canal Boyacá y Simón Bolívar; y coberturas vegetales en algunos sectores de Ciudad Bolívar y Usme, recibieron agua.

El actual Fenómeno del Niño se manifestó con toda su fuerza en Bogotá durante las últimas semanas de enero. Los incendios forestales se apoderaron de varias zonas de la ciudad, como los cerros orientales, el Parque Entrenubes y el humedal Tibanica.

Según el alcalde Carlos Fernando Galán, en la capital se presentaron 136 conflagraciones que afectaron más de 60 hectáreas de coberturas vegetales, principalmente en el cerro El Cable y la quebrada La Vieja.

“Se hicieron 725 descargas de agua para apagar los incendios. En El Cable hubo cerca de 805 personas atendiendo la emergencia, 245 en Entrenubes y 385 en la quebrada La Vieja. Fue una labor titánica”, dijo el mandatario.

¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!
¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!

La capital del país permaneció 20 días sin recibir una sola gota de lluvia. Según el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), este periodo fue entre el 11 y 31 de enero.

Para evitar que otras coberturas vegetales se vean afectadas por la temporada seca, en especial los árboles y arbustos plantados recientemente, el Jardín Botánico de Bogotá (JBB) lidera varias jornadas de riego con el apoyo de la comunidad.

Los bosques urbanos del Park Way (Teusaquillo), San Carlos (Rafael Uribe Uribe), Santa Helena (Suba), Brazo Salitre (Barrios Unidos), Canal Boyacá (Fontibón) y Simón Bolívar; y parques vecinales y separadores viales de Ciudad Bolívar y Usme, ya recibieron varias dosis de agua.

Según Yenny Rosas, profesional social de la Subdirección Técnica Operativa del Jardín Botánico que ha liderado algunas de las jornadas, la participación de la ciudadanía en estas actividades preventivas es fundamental.

“La mejor forma de ayudar a nuestros árboles y jardines en esta temporada de verano es participar en estas jornadas o regar las coberturas vegetales cercanas a nuestros hogares durante la noche o bien temprano en la mañana”.

El JBB se encarga de llevar el carrotanque y varios operarios en la mayoría de los riegos. “Los voluntarios ambientales comunitarios nos ayudan con los baldes y otros envases para regar. En algunas jornadas también hemos hecho recolección de residuos sólidos”, dijo Rosas.

¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!
¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!

Riegos comunitarios en el sur

En diciembre del año pasado, el parque vecinal Arborizadora Alta, un sitio montañoso ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar, recibió 250 árboles y arbustos de especies como arrayán negro, cajeto, pomarroso, ligustro, chicalá amarillo, corono, hayuelo y laurel de cera.

Ante la escasez de lluvia durante el mes de enero, varios habitantes de la zona evidenciaron que la vida de los individuos arbóreos peligraba por la fuerte sequía y por eso se comunicaron con el Jardín Botánico.

“Ante este panorama, decidimos realizar la primera jornada de riego comunitario en el parque vecinal Arborizadora Alta. Miembros de la Junta de Acción Comunal Reserva Forestal Cerro Seco nos ayudaron con la divulgación de la actividad”, informó Rosas.

Más de 50 personas, entre voluntarios ambientales y funcionarios del JBB, la operadora de transportes La Rolita, Secretaría de Ambiente y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), ayudaron a regar los árboles y arbustos.

Jhon Fredy, el gobernador muisca del Tunjo, realizó un ritual ancestral de perdón y permiso a la naturaleza para llamar la lluvia, actividad que tuvo efecto. “Al final de la jornada vimos cómo empezaron a aparecer las nubes en varias zonas de la ciudad”.

Además de regar las coberturas vegetales, los participantes ayudaron a recoger varios residuos sólidos en la zona montañosa, en especial vidrios y botellas. “Todo el material fue recogido por personal de la UAESP”, apuntó Rosas.

Otro sitio del sur de la ciudad que recibió agua fue el corredor de Usminia, un separador que atraviesa la Avenida Boyacá en la localidad de Usme donde el JBB plantó más de 700 árboles y arbustos el año pasado.

“En esta ocasión, Promoambiental Distrito S.A.S., una empresa privada que presta servicios medioambientales integrales y sostenibles para el manejo de residuos, nos ayudó con sus carrotanques”, dijo Cristian Díaz, ingeniero del grupo de coberturas vegetales del JBB.

Para regar los más de 700 árboles y arbustos de este separador fueron necesarias tres jornadas. “En estas actividades participaron varios de nuestros operarios y funcionarios de Promoambiental”, apuntó Díaz.

Agua para los bosques urbanos

Los más de 400 árboles y jardineras del Park Way, un bosque urbano ubicado en el barrio La Soledad de la localidad de Teusaquillo, fueron regados en una jornada que contó con la participación de la comunidad y varias entidades del Distrito.

“Habitantes del sector, voluntarios ambientales y las personas que conforman la Red de Cuidadores del Park Way, ayudaron a regar y disponer adecuadamente muchos residuos sólidos; esta última actividad fue liderada por la UAESP”, afirmó Rosas.

Santa Helena, un bosque urbano de la localidad de Suba donde el JBB y la Secretaría de Ambiente plantaron 129 árboles y arbustos el año pasado, también tuvo su propia jornada de riego.

¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!
¡Maratón de riegos para proteger las coberturas vegetales!

Los guardianes de este bosque, una comunidad que lleva décadas luchando por las coberturas vegetales, fueron los protagonistas de la actividad. Todos llevaron baldes y envases de sus casas para hidratar el suelo de los individuos arbóreos.

La comunidad aledaña al bosque urbano San Carlos, ubicado en la localidad de Rafael Uribe Uribe, participó masivamente en su jornada de riego. Más de 30 personas regaron los 360 árboles y arbustos plantados durante 2023.

Los voluntarios también ayudaron a recoger residuos sólidos. “Esta zona del sur de la ciudad cuenta con varias personas que han liderado procesos ambientales desde hace varios años”, manifestó Rosas.

El riego del JBB también llegó a los bosques urbanos Brazo Salitre (Barrios Unidos), Canal Boyacá (Fontibón) y Parque Metropolitano Simón Bolívar. “Todos contaron con la participación de la comunidad y en uno de ellos nos ayudó personal del Ejército Nacional”, anotó la profesional.

Varios grupos comunitarios ambientales también realizaron jornadas preventivas de riego y recolección de residuos en sitios como los humedales Salitre, Tibanica, Tingua Azul y Meandro del Say, los Cerros del Zuque y Cerro Seco.

“Aunque la lluvia ha estado presente durante los últimos días en la ciudad, seguiremos realizando estas jornadas de riego. El Fenómeno del Niño aún no ha terminado y las coberturas vegetales necesitan de mucha agua para afrontar la sequía”, concluyó Rosas.