¡La comunidad protege los nuevos árboles del bosque urbano Santa Helena!

¡La comunidad protege los nuevos árboles del bosque urbano Santa Helena!

Los 129 árboles y arbustos que fueron plantados en este bosque urbano de la localidad de Suba, tienen sus propios guardianes.

Habitantes del sector gestionaron recursos para comprar mallas y estacas de madera, materiales con los que realizaron el cercado de los individuos arbóreos.

El objetivo de estos cerramientos es evitar que los árboles se vean afectados por las mascotas. Nueva crónica #BogotáReverdece.

Al recibir la pensión por su trabajo como docente, Amparo Téllez abandonó el ajetreo diario de la capital del país y se fue a vivir a una zona rural donde encontró la paz que necesitaba su cuerpo y alma.

Simona, una bulldog inglés, fue su única compañía. Luego de una larga temporada en el campo, la profesora regresó a Bogotá con su mascota de pelaje blanco. Encontró un apartamento en el barrio La Victoria de la localidad de Suba.

“Lo que más me gustó es que la zona cuenta con un extenso bosque llamado Santa Helena, que va desde la Autopista Norte hasta la Avenida Las Villas. Es un sitio de 13 hectáreas donde podía sacar a pasear a Simona”.

¡La comunidad protege los nuevos árboles del bosque urbano Santa Helena!
¡La comunidad protege los nuevos árboles del bosque urbano Santa Helena!

Hace cuatro años, Amparo se enteró de la existencia de “Amigos del Bosque Urbano Santa Helena”, un grupo de ciudadanos del sector que luchaba por evitar la construcción de una vía que acabaría con el bosque.

“Me uní al grupo y empezamos a alzar nuestra voz para defender al bosque urbano Santa Helena, un parque lineal que alberga miles de árboles y arbustos que le brindan alimento y refugio a la fauna”.

La comunidad defensora del bosque celebró el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) propuesto por la administración de la alcaldesa Claudia López (Decreto 555 de 2021), la hoja de ruta de la ciudad hasta el año 2035 llamada Bogotá Reverdece.

“El nuevo POT contempló la consolidación de 21 bosques urbanos en toda la ciudad. Santa Helena fue uno de ellos, un sueño en el que veníamos trabajando desde hace varios años”, recuerda Amparo.

Con la luz verde del nuevo POT, la Secretaría de Ambiente y el Jardín Botánico de Bogotá (JBB) priorizaron la consolidación de seis bosques urbanos: San Carlos, Park Way, Arborizadora Alta, La Esmeralda, Santa Helena y Brazo Salitre.

Esta nueva estrategia de manejo silvicultural multiestrato y multiespecie cuenta con la participación activa de la comunidad. Por eso, ambas entidades iniciaron un proceso de cocreación con los líderes ambientales de los seis bosques urbanos.

“Las cocreaciones buscan definir de una manera conjunta entre el Distrito y la comunidad lo que necesitan los bosques urbanos para su consolidación, como un nuevo arbolado, jardinería y otras coberturas vegetales”, informó Yenny Rosas, profesional social del JBB.

En el caso de Santa Helena, la comunidad y varias entidades del Distrito realizaron dos cocreaciones, jornadas en las que se definió que este bosque urbano contaba con espacio suficiente para plantar 129 nuevos árboles y arbustos.

Los “Amigos del Bosque Urbano Santa Helena” participaron en estas actividades y tuvieron voz y voto en el diseño final. “Ayudamos a definir los polígonos donde se plantarían los nuevos árboles y arbustos”, dijo Amparo.

Este trabajo conjunto entre la comunidad y la institucionalidad también arrojó las 22 especies de árboles y arbustos que reverdecerían aún más el bosque urbano de Santa Helena, como siete cueros, chicalá rosado y amarillo, pino romerón, nogal, abutilón, rama negra, caballero de la noche, pajarito, mermelada, sangregado, yarumo, guayacán de Manizales y mano de oso.

¡La comunidad protege los nuevos árboles del bosque urbano Santa Helena!
Hay un trancón horrible x está Boyacá

Protección para los árboles

En lo corrido de este año, los guardianes del bosque urbano Santa Helena participaron en las jornadas de plantación de los 129 árboles que lideraron la Secretaría de Ambiente y el Jardín Botánico.

“En estas actividades nos comprometimos con el cuidado de los nuevos árboles. Además de regarlos seguido con el agua de nuestras casas, decidimos cercarlos para evitar afectaciones relacionadas con las mascotas”, informó Amparo.

Los guardianes del bosque Santa Helena gestionaron recursos para comprar las mallas y estacas de madera con las que harían los cerramientos de los árboles. Según Amparo, utilizaron medios como grupos de Whatsapp y redes sociales para recaudar fondos.

“Creamos una urna llamada la Floripondia. Luego de recoger el dinero y comprar los materiales, invitamos a la ciudadanía a participar en dos jornadas de cercado de nuestros nuevos árboles y arbustos”.

Adultos mayores, jóvenes y niños participaron en las dos jornadas de cerramiento de los 129 individuos arbóreos, actividades que fueron ambientadas con música carranguera.

“Los nuevos árboles del bosque urbano Santa Helena ahora están protegidos por estas mallas. El objetivo es que los perritos no ingresen a hacer sus necesidades, ya que la orina afecta demasiado el crecimiento de los individuos arbóreos”, dijo Amparo.

Yenny Rosas, profesional del JBB que acompañó la segunda jornada de cercado de los árboles, informó que la entidad tiene proyectado realizar varias actividades de mantenimiento en el bosque urbano.

“Seguiremos apoyando las actividades de corresponsabilidad que lidera la comunidad de Santa Helena. Estamos muy contentos por ver cada vez más consolidada nuestra estrategia de bosques urbanos en la ciudad”.

Los bosques urbanos son coberturas vegetales multiestrato y multiespecie que actuarán como conectores ecológicos y ayudarán a mitigar el cambio climático.

“Además de mejorar y aumentar la oferta de los servicios ecosistémicos y la conectividad ecológica, los bosques urbanos promueven la gobernanza y participación ciudadana y la apropiación ambiental”, puntualizó Rosas.