92 nuevos árboles pintan de verde al parque El Renacimiento

El Renacimiento

Más de 50 antiguos habitantes de calle de un hogar de paso y niños y jóvenes de la Fundación Alegría, participaron en la jornada de plantación y aprendieron sobre la historia del lugar.

Estos nuevos árboles de nueve especies se suman al centenar de individuos arbóreos que engalanan este pulmón del centro de la ciudad.

Desde 2020, el Jardín Botánico ha plantado más de 300 árboles en la localidad de Los Mártires. Nueva crónica #BogotáReverdece.

Parque renacimiento
El Renacimiento

Antes de que las manecillas del reloj marcaran las seis de la mañana, decenas de ciudadanos vestidos con sudaderas, tenis y cachuchas, algunos acompañados por sus perros, aparecieron por los alrededores de la Calle 26 con carrera 22.

Los madrugadores deportistas se agruparon al frente de una imponente escultura de bronce de un hombre y un caballo con cuerpos robustos, una obra que fue donada por el maestro Fernando Botero.

Los graffitis, dibujos de siluetas de personas con números y mensajes sociales pintados en el piso enladrillado llamaron la atención de los visitantes. “Nos condenaron a la masacre y a la miseria de la muerte”, revela uno de ellos.

El ruido de una sirena puso fin al silencio de la madrugada y dos bombillos de color rojo empezaron a titilar. Inmediatamente, la puerta enrejada del parque El Renacimiento se abrió automáticamente.

Los primeros visitantes del parque, ubicado en el barrio Estrella de la localidad de Los Mártires, comenzaron a caminar por los 27.772 metros cuadrados del lugar y contemplar el centenar de árboles, las piedras talladas y una pila de agua.

Más de 90 huecos de un metro de profundidad, con montículos de tierra negra a su lado y distribuidos en varias zonas verdes, llamaron la atención de los transeúntes. Sus rostros expresaban confusión, pero ninguno se atrevió a preguntarle algo al celador del parque.

El interrogante llegó a su fin hacia las siete de la mañana, cuando dos camionetas blancas ingresaron al sitio con varios árboles y herramientas en sus platones. “Van a plantar más árboles en este hermoso parque del centro de la ciudad”, dijo una de las visitantes.

Dos ingenieros y cuatro operarios del Jardín Botánico de Bogotá (JBB) descargaron 92 árboles de nueve especies (abutilón, fucsia boliviana, chiripique, sangregado, curapín, pino romerón, metrosidero, garrocho y yarumo) y los ubicaron al lado de los huecos.

Camilo Machado, líder de la nueva jornada de plantación, les informó a los curiosos visitantes que la entidad llevaba varios días preparando el terreno y que la actividad contaría con la ayuda de la comunidad.

“El ahoyado, es decir abrir los huecos, es una actividad dispendiosa y demorada porque todos los parques y andenes de la ciudad fueron construidos sobre escombros. Por eso, en el parque El Renacimiento empezamos a trabajar desde la primera semana de septiembre”.

Plantación con historia

A las nueve de la mañana, mientras los operarios del JBB echaban tierra fértil a los 92 hoyos de un metro de profundidad, 18 antiguos habitantes de calle que viven en un hogar de paso de la Secretaría de Integración Social en la localidad de Los Mártires, llegaron al parque.

Todos vestían ropa cómoda, como sudaderas de color verde. Algunos de ellos acababan de tomar una ducha, por lo cual asistieron a la jornada de plantación en chancletas y con el cepillo de dientes y la crema dental en sus bolsillos.

Los ciudadanos se agruparon al frente de la pila de agua. Machado, acompañado por el grupo social de la Subdirección Técnica Operativa del Jardín Botánico, se encargaron de darles varias recomendaciones.

El renacimiento
El renacimiento

“Nuestros operarios ya se encargaron del ahoyado, echar la tierra y aplicar un hidroretenedor en el hueco. Hoy, ustedes nos van a ayudar a plantar el árbol y podrán apadrinarlos escribiendo su nombre en el tutor de madera que les dará estabilidad”.

Los nuevos plantadores primero aprendieron sobre los servicios ambientales que prestan los árboles. “No solo se encargan de brindar oxígeno y embellecer el paisaje. Los árboles le ofrecen refugio y alimento a varios animales y en ellos habitan muchos microorganismos”.

Luego de la tertulia ambiental por parte del JBB, Francisco Salas, administrador del parque El Renacimiento, tomó la vocería para contarles sobre la historia del lugar a los antiguos habitantes de calle.

“¿Alguno de ustedes recuerda qué pasó el 9 de abril de 1948?”, les preguntó Salas. Darío Valencia, quien habita en el hogar de paso de Los Mártires desde noviembre del año pasado, le respondió con una seguridad digna de un historiador.

“Ese día asesinaron a Jorge Eliécer Gaitán, líder del Partido Liberal, lo que dio como resultado muchos disturbios en la ciudad durante tres días, eventos que llamaron el Bogotazo. Dicen que murieron más de 3.000 personas”.

Salas reveló que muchas de las personas que fallecieron durante el Bogotazo no fueron reconocidas y por eso las enterraron en fosas comunes al lado del cementerio Central, es decir en el terreno donde está ubicado el parque El Renacimiento.

“En esa época, el cementerio Central era solo para las personas de la clase alta y las celebridades. Los pobres y los N.N., como los del Bogotazo, fueron enterrados en este sitio de la localidad de Los Mártires”.

Los rostros de los antiguos habitantes de calle evidenciaban sorpresa, todos menos el de Darío Valencia. “Cuando era pequeño mi abuela me contó varias historias de la ciudad. Una de ellas fue sobre los muertos del Bogotazo y el sitio donde fueron enterrados”.

El renacimiento
El renacimiento

Honor a las víctimas

Terminada la clase sobre el Bogotazo, los curiosos ciudadanos aprendieron sobre la historia del parque El Renacimiento, una zona que fue inaugurada el 3 de noviembre de 2000.

“Es un campo santo porque aún cuenta con los cuerpos de las personas que no fueron reconocidas. Por eso, el sitio no tiene canchas deportivas y las únicas actividades que están permitidas son las pasivas, como caminar”.

La obra fue diseñada por los arquitectos Jorge Villate Liévano y Mario Cabrera Manrique. Cuenta con varias figuras en piedra elaboradas por los marmoleros del sector, el ‘Hombre a Caballo’ de Fernando Botero, una pila de agua y un parque infantil con rodaderos, columpios y pasamanos.

Uno de sus principales atractivos es la abundante arborización: lo engalanan 152 árboles de especies como cerezo, nogal, roble, cedro, liquidámbar, siete cueros, falso pimiento, palma de cera, magnolio, sangregado, abutilón, pino colombiano y chicalá rosado.

Las 17 palmas de cera que alberga, algunas con tamaños cercanos a los 30 metros de altura, figuran entre sus mayores tesoros. “Es el árbol nacional y por eso este parque es una insignia de toda la ciudad”, manifestó Valencia.

Los 18 antiguos habitantes de calle manifestaron sentirse privilegiados por ayudar a reverdecer este pulmón de la localidad de Los Mártires. Por eso, dieron su mayor esfuerzo y dedicación para que los nuevos árboles quedaran perfectamente plantados.

Los participantes se organizaron en cuatro grupos y plantaron más de 40 árboles. Uno de los más activos fue Darío Valencia, quien además de ser un gran apasionado por la historia, está muy comprometido con el cuidado de los recursos naturales.

“Nunca había tenido la oportunidad de plantar. En esta actividad aprendí a hacerlo y apadriné cinco árboles, los cuales ahora le rinden un homenaje a las personas que fallecieron en el Bogotazo y fueron enterradas en este lugar”.

Según Valencia, las directivas del hogar de paso de Los Mártires los llevan seguido a hacer actividades pasivas al parque El Renacimiento. “Por eso, voy a estar muy pendiente de los árboles que planté. Son nuevos tesoros en honor a las víctimas”.

Esta jornada de plantación también contó con la presencia de varios niños y jóvenes de la Fundación Alegría, quienes también apadrinaron los árboles y aprendieron nuevas lecciones medioambientales.

Desde 2020, el Jardín Botánico ha plantado más de 300 árboles en la localidad de Los Mártires, los cuales se suman a los 7.400 individuos arbóreos que embellecen esta zona del centro de la ciudad.

Ir al contenido