Jardín Botánico de Bogotá: Guardián de los cardos de alta montaña

Cardos Montana

Investigadores del Jardín Botánico de Bogotá desarrollan en la actualidad dos estrategias de conservación de 11 especies de cardos del género Puya, las cuales presentan algún grado de amenaza según UICN.

Desde el mes de junio la especie P. loca se encuentra en estado de floración, sus hermosas flores de color púrpura han cautivado la admiración de científicos, investigadores y visitantes de la colección viva de páramo de la alta montaña colombiana que se expone en el Jardín Botánico de Bogotá.

El pasado 6 de agosto el Jardín Botánico de Bogotá cumplió 67 años de creación y desde entonces la Entidad ha velado por la conservación de la flora altoandina y de páramo a través del desarrollo de investigaciones sobre la diversidad biológica de los ecosistemas que se encuentran en el Distrito Capital y su área de influencia.

Bogotá, D.C. 09 de agosto de 2022.– Investigadores del Jardín Botánico de Bogotá desarrollan en la actualidad dos estrategias de conservación de 11 especies de cardos del género Puya, perteneciente a la familia Bromeliaceae (familia de las piñas), las cuales presentan algún grado de amenaza de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – UICN.

Las dos estrategias de conservación ex situ (es decir, fuera de su hábitat natural) se desarrollan, una en la colección viva y la segunda en el banco de semillas, como parte de los esfuerzos de conservación de flora de alta montaña que adelanta este centro de investigación científica.

Puya Loca

De las 11 especies de cardos objeto de investigación, una se encuentra en peligro crítico (Puya cleefii), tres en peligro (P. exuta, P. grubbii y P. loca), seis en preocupación menor (P. bicolor, P. goudotiana, P. lineata, P. nitida y P. santosii) y una tiene datos insuficientes para su categorización (P. horrida), (UICN, 2022)

En el último año, las investigaciones han avanzado y se ha evidenciado floración en la colección viva de páramo de la Entidad, de las especies P. bicolor, P. lineata y P. santosii. Ahora bien, desde el mes de junio la especie P. loca se encuentra en estado de floración, sus hermosas flores de color púrpura han cautivado la admiración de científicos, investigadores y visitantes de la colección viva de páramo de la alta montaña colombiana que se expone en el Jardín Botánico de Bogotá.

En la actualidad algunas semillas colectadas en la colección viva de páramo y páramos de la región se encuentran en ensayos de evaluación de viabilidad y tolerancia a la desecación para próximamente conservarlas bajo condiciones ex situ en el JBB.

Cabe señalar que los cardos son uno de los componentes más vistosos de los páramos, algunos de ellos resaltan por su gran tamaño y sus atractivas flores. En Colombia se registran cerca de 38 especies de cardos.

El pasado 6 de agosto el Jardín Botánico de Bogotá cumplió 67 años de creación y desde entonces la Entidad ha velado por la conservación de la flora altoandina y de páramo a través del desarrollo de investigaciones sobre la diversidad biológica de los ecosistemas que se encuentran en el Distrito Capital y su área de influencia.

Ir al contenido