Transparencia y acceso a información pública

Llega la versión XVIII de la
Exposición Nacional de Orquídeas
 

Odontoglossum

 

El Jardín Botánico de Bogotá José Celestino Mutis será el escenario de la versión XVIII de la Exposición Nacional de Orquídeas: la cual  - para 2019 – tiene como lema “Historias que renacen”.  

El tema central de la exhibición será la sostenibilidad: la recuperación de las especies en peligro de extinción y la conservación de estas plantas es un tema primordial, tanto para la administración distrital como para los expertos en orquídeas.
 
De acuerdo con cifras del Jardín Botánico, 137 especies de orquídeas colombianas se encuentran  en peligro de extinción; 207 más están en alguna categoría de amenaza y se desconoce el estado de conservación real del 90% de las especies.
Por su parte, la ABO reveló que de las especies colombianas a exhibirse, un 30% provienen del ecosistema alto andino, y a su vez, el 30% de ellas se encuentra en peligro de desaparecer.
 
Técnicas científicas como la reproducción in vitro, han demostrado ser efectivas para para reintroducir a las orquídeas a su hábitat, como es el caso de las pertenecientes al género Odontoglossum: entre ellas la especie Odontoglossum crispum, la cual se cultiva actualmente con éxito en regiones como Nariño, Santander y Cundinamarca.   
 
“Expositores de 9 regiones del país traerán al Jardín sus más bellos especímenes, con el objetivo de demostrar que las orquídeas están conectadas a nuestra historia y nuestro sentir como colombianos, además de generar conciencia sobre su cuidado y superviviencia”, sostuvo Laura Mantilla Villa, Directora del JBB.
 
Colombia, el país con mayor número de orquídeas en el mundo
De acuerdo con el Plan para el Estudio y Conservación de las Orquídeas (2015), Colombia es el país con mayor número de especies de orquídeas en el mundo, con un total de 4.270 registradas, agrupadas en 274 géneros distribuidos en casi todo el territorio nacional.    


  Orquideas
 

Prográmese en familia 
Durante los cuatro días de exposición, los asistentes también podrán disfrutar de una variada agenda alrededor de estas coloridas e interesantes plantas. Conferencias, franjas artísticas, teatro y proyección de cortometrajes hacen parte de la oferta académica y cultural del Jardín. 
El ingreso a la exposición, de lunes a viernes, será de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. y fin de semana desde las 9:00 a.m. El costo de entrada para mayores de 13 años y tercera edad es de $12.400; niños de 4 a 12 años ingresan con tarifa de $5.200 y menores a ese rango no pagan ingreso.

Imperdible: taller de ilustración
botánica de orquídeas

Imperdible: taller de ilustración botánica de orquídeas

 

De acuerdo con el Libro Rojo de Plantas Colombianas, en el país hay 6 especies de orquídeas en peligro crítico, 64 amenazadas y 137 especies vulnerables. La necesidad de generar sentido de pertenencia por la biodiversidad del país ha llevado a que hoy, a través del arte y la botánica, se busquen y creen alternativas para su apropiación.

En el marco de la XVIII edición de la exposición de Orquídeas del Jardín Botánico de Bogotá, el próximo sábado 14 de septiembre, desde las 8:00 de la mañana, se llevará a cabo el taller de ilustración botánica, un método histórico utilizado por múltiples ilustradores para registrar la diversidad de los trópicos. Entre los más representativos se destaca Margaret Mee (1909-1988), grande exploradora e ilustradora botánica de las plantas de la selva amazónica.

En Colombia, José Celestino Mutis es considerado uno de los precursores de la ilustración botánica. Utilizó este arte para registrar e inventariar la diversidad hallada en la expedición, en la cual se lograron registrar unas 2.708 especies de plantas en 7.618 dibujos a color o de un solo tono en gran formato.

En ese sentido, el taller de ilustración del Jardín Botánico busca retomar esta práctica histórica. Por esta razón, la primera parte consistirá en ilustrar las estructuras florales de tres especies de orquídeas y sus polinizadores asociados, explicando y abordando el principio de los síndromes de polinización en este grupo de plantas.

La segunda parte del taller será la realización de una composición libre de dibujo con tinta china, explorando los diferentes hábitos que presentan las orquídeas tras un recorrido por la exposición.

Los interesados en participar pueden inscribirse enviando un correo a jnvelasquez@jbb.gov.co

Alcaldía Mayor de Bogotá
plantó 5.000 árboles
 

Alcaldía Mayor de Bogotá  plantó 5.000 árboles

 

Nuestros cerros orientales también son un pulmón para la capital y, al igual que el Amazonas, en 2016 se vieron afectados por un incendio forestal, el cual degradó la cobertura nativa de bosque altoandino; es por esto que continuamos con la restauración de este ecosistema, en donde se plantaron 4.000 árboles nuevos y de 26 especies que ayudarán a la recuperación de esta zona.

Adicionalmente, 1.000 árboles más se plantaron en el relleno sanitario Doña Juana. Desarrollando estratégicamente una barrera antiolores, que permitirá mitigar las partículas de contaminación producidas por el relleno. Estrategia que permitirá purificar el aire de los habitantes de los barrios Mochuelo alto y Mochuelo bajo.

De esta manera, la Alcaldía de Enrique Peñalosa continúa trabajando arduamente en pro del medioambiente de todos los ciudadanos. En los últimos años, desde el Jardín Botánico se han plantado 140.981 nuevos árboles, de los cuales, 64.519 son de espacio urbano.

Asimismo, se ha realizado mantenimiento a 72.085 individuos arbóreos los cuales presentaban enfermedades producidas por distintos fenómenos, pero que gracias a su intervención hoy están sanos.

La ampliación de la cobertura verde en la Ciudad es una apuesta de la Alcaldía de Bogotá, que busca darle a los capitalinos una ciudad ambientalmente incluyente y un espacio de armonía.

 

Llega el maestro Hugo Zapata al Jardín Botánico de Bogotá

 
 

Llega el maestro Hugo Zapata
al Jardín Botánico de Bogotá

Llega el maestro Hugo Zapata al Jardín Botánico de Bogotá

 

En el marco de la conmemoración de los 15 años de ARTBO, la feria internacional de arte de Bogotá, llega al Jardín Botánico de Bogotá una interesante y completa exhibición de esculturas creadas por el reconocido artista quindiano Hugo Zapata; cuyas piezas al aire libre, como las pirámides “Longos” en Bogotá o trabajos en gran formato, ubicados en grandes ciudades de Europa y América, lo han convertido en uno de los escultores más prolíficos y representativos de Colombia.

“Ubicuidades” es la exposición artística del maestro Zapata, compuesta por 18 esculturas creadas a partir de la lutita: una piedra negra de río, rica en hierro, la cual le ha permitido al escultor plasmar gran cantidad de formas, dimensiones, ritmos y texturas a su arte, que mezcla la belleza de los reinos vegetal y mineral. De hecho, la colección de plantas exóticas del Jardín es el lugar escogido para acoger estas piezas, donde los capitalinos podrán disfrutar de este bello trabajo, desde el 17 de agosto hasta el 17 de noviembre de 2019.

“Recorrer a pie la exhibición permite que los visitantes se internen en el mundo de Zapata, es decir, su pensamiento y su forma de ver la naturaleza a través de cada escultura; nuestra intención es que el Jardín también sea visto como un espacio de interacción con el arte, sobretodo en el marco de ARTBO”expresó Giancarlo Chiappe Ferroni, Subdirector Educativo y Cultural del Jardín Botánico.

Los visitantes que deseen disfrutar de la obra artística de Hugo Zapata, podrán ingresar al Jardín de domingo a domingo, en el horario de 8:00 am a 5:00 pm. El costo por entrada para adultos es de $3.500 para adultos y $1.800 para niños; niños menores de 4 años no pagan el ingreso.

 

Llega el maestro Hugo Zapata al Jardín Botánico de Bogotá

Administración Peñalosa
bate récord en la atención
de árboles enfermos en Bogotá
 

Administración Peñalosa bate récord en la atención de árboles enfermos en Bogotá

 

Algunos en estado crítico, otros hasta desahuciados, unos con notables síntomas, pero todos diagnosticados: enfermos. Entre 2016 y 2019, ya son 72.085 los árboles atendidos por la Alcaldía de Bogotá.

Con una inversión que supera los 2.648.018.966 de pesos se ha triplicado el número de árboles atendidos por plagas o enfermedades generadas por factores como la contaminación del aire, pobreza del suelo, escasez de agua, altas temperaturas y la falta de cuidado de la ciudadanía. Entre 2012 a 2015 tan solo fueron atendidos 25.770 individuos, mientras que en la actual Administración llegaremos a los cerca de 82.000.

Dentro los 72.085 árboles atendidos en esta Administración, el 41% corresponde a individuos de falso pimiento; 25%, caucho sabanero; y 14%, urapán, especies que hacen parte de la lista de las que presentan mayor susceptibilidad al ataque de plagas y enfermedades.

Lo preocupante es que, a causa del cambio climático, las plagas y enfermedades también han evolucionado y, con el tiempo, cada vez son más las especies de árboles que están expuestas a ser atacadas, motivo por el cual trabajamos diariamente investigando para innovar con planes y estrategias que nos permitan controlar asertivamente una a una las plagas y enfermedades que afectan nuestro arbolado, y así garantizarle a la ciudadanía los mejores árboles del país.

Entre las plagas más comunes que se han evidenciado en el arbolado de la capital se encuentran los insectos del orden hemíptera, es decir, aquellos que son succionadores de savia, los cuales se caracterizan por atacar, especialmente, al caucho sabanero; también se han identificado otros como la mosca blanca, que ataca al magnolio y al caucho sabanero.

El chinche se conoce por causar daños en el urapán, el Lepidoptero ataca al sangregado, y se han evidenciado altas poblaciones de un insecto Hemíptero de la familia Cicadellidae, del que se ha comprobado a nivel científico que es un vector de enfermedades o de problemáticas altamente críticas para los árboles.

Aunque en todas las localidades de Bogotá encontramos problemas de este tipo, por ejemplo, en Bosa los cauchos sabaneros están afectados por psílidos, no obstante, las zonas donde más se ha requerido la atención de árboles está liderada por Kennedy, con 10.356 individuos; Teusaquillo, 8.858 y Suba, 8.379.

De no ser tratadas, todas las plagas mencionadas anteriormente podrían causar, entre otras cosas, la muerte de los individuos. Por esta razón hemos realizado una base de datos con cerca de 500 análisis de suelos, organizados por localidades, con el fin de identificar los puntos más críticos de la ciudad. Entre los hallazgos encontrados se tiene que las localidades que están hacia la zona oriental en Bogotá tienen un pH más ácido.

Como método para combatir los daños en los árboles se está utilizando la endoterapia y aspersión. La endoterapia consiste en hacerle un orificio al árbol con una broca y suministrar los nutrientes por vía de tejido xilemático, es decir, es como inyectarle suero el árbol. Durante la inyección se le proporcionan nutrientes y se aplica insecticida o fungicida, que contribuyen a no maltratar el árbol tan seguido. La aspersión es una aplicación de insecticida, que se hace con la finalidad de manejar una plaga o una enfermedad.

No obstante, dependiendo de la gravedad de la afectación, se requiere de varios ciclos de aspersión, endoterapia, fertilización y poda, todo ello se estructura de acuerdo con las necesidades de la especie vegetal y del blanco a tratar.

Es de destacar que nuestro protocolo está basado en un manejo integral que consiste en la unión de diferentes estrategias o prácticas, con el objetivo de controlar asertivamente cada problemática y así garantizar un arbolado sano y fuerte. A continuación, la gráfica muestra el número de árboles tratados por Manejo Integrado de Plagas o Enfermedades (MIPE). Durante el 2019 llevamos 7.606 árboles tratados y esperamos atender otros 10.000 más.

Seguimos comprometidos:
plantamos 16 nuevos árboles
atractivos para polinizadores

 

Seguimos comprometidos: plantamos 16 nuevos árboles atractivos para polinizadores

 

En la distancia, los zumbidos de las abejas que visitan las flores del chicalá son inconfundibles. Es especialmente en los días soleados, cuando el color vistoso del Tecoma Stans, perteneciente a la familia de las Bignoniáceas, se convierte en el hogar y el alimento predilecto de algunos polinizadores.

Como parte de la apuesta de la Administración Distrital de plantar los árboles del futuro de Bogotá, el parque La Cultura, en el barrio Quinta Paredes, fue arborizado con las mejores especies, es decir, aquellas que se adaptan mejor al tipo de suelo, microclima del sector, estrés y contaminación urbana de la zona y, sobre todo, proveen de alimento a un sinnúmero de aves e insectos.

Fueron 38 niños del jardín Grandes Genios y Hogar Infantil Corazoncitos, de entre los 2 y 5 años, quienes participaron con palas y regaderas artesanales hechas por las profesoras de los jardines, y lograron así plantar 16 nuevos árboles para el beneficio de toda Bogotá.

De acuerdo con Olga Murcia, directora del jardín Grandes Genios, “esta actividad se complementa a la perfección con la huerta creada desde hace más de tres años, gracias a la colaboración de los pequeños estudiantes y padres de familia. Se complementa porque a través de la plantación realizada, desde ahora se podrán aplicar algunos consejos dados por expertos del Jardín Botánico, como por ejemplo utilizar un fertilizante casero como el humus de lombriz o estiércol, apto para la siembra artesanal de papa, frijol y cubios en esta huerta”.

Con el fin de motivar a los niños para que estén en contacto con la naturaleza y contribuyan con el medioambiente, a partir de hoy, estos pequeños son los guardianes de la Bogotá del futuro.

Asciende a 1.071 el número
de árboles caídos en Bogotá

 

Asciende a 1.071 el número de árboles caídos en Bogotá

 

Tras la temporada de fuertes vientos y lluvias que se vive en la capital, en la última semana se ha elevado el número de árboles colapsados. Precisamente, en lo corrido de 2019 ya van 1.071 individuos caídos sobre vías, parques y separadores, entre otros espacios de la ciudad.

Las cifras son alarmantes. Como resultado de las emergencias presentadas entre 2016 y 2019, que asciende a los 5.064 árboles colapsados, ya van 26 personas lesionadas y dos fallecidas, 66 vehículos dañados y 5 casas afectadas, según los reportes atendidos por el equipo de Bomberos.

El caso más reciente ocurrió el pasado 18 de agosto en el Parque Simón Bolívar, donde dos menores de edad y dos adultos resultaron heridos al ser golpeadas por un árbol de la especie acacia japonesa que les cayó encima. Las personas lesionadas recibieron atención de primeros auxilios en el sitio y luego fueron trasladadas a centros asistenciales.

Es especialmente en temporada de fuertes vientos y lluvias cuando se incrementan las emergencias en la capital, debido a que algunas de las especies que más colapsan se caracterizan por tener follaje muy denso, crecer de forma inclinada, ser inestables y no presentar un buen sistema radicular de anclaje, lo que genera que, al haber mucho viento, se volquen.

Asimismo, debido a las lluvias se eleva el nivel freático del suelo, generando que este se ablande y se debilite y así ocasione que los árboles sean más susceptibles al volcamiento. Por otro lado, el lugar donde son plantados estos individuos también es un factor determinante. A veces, las especies se ven muy estresadas porque no tienen el espacio suficiente para desarrollar sus raíces, lo que ocasiona que no logren formar un buen anclaje y queden susceptibles a caer por los vientos.

Durante este año, el Jardín Botánico ha recibido 404 actas de emergencia emitidas por la Secretaría de Ambiente, para atender 714 árboles que estaban en inminente riesgo de caer. Entre 2016 y 2019 ya son 5.734 individuos atendidos.

Entre las especies reportadas con mayores índices de volcamiento en Bogotá están las acacias (japonesa, negra, bracatinga y morada), eucaliptos (común y plateado), sauco, calistemo y ciprés, entre otras, las cuales se caracterizan por causar erosión, invasión, desplazamiento de la flora nativa, altura excesiva (superior a los 15 metros), podas naturales, competencia por nutrientes, copa asimétrica y densa, crecimiento inclinado, raíces excesivamente profundas y generadoras de incendios forestales, entre otros riesgos.

Como medida de prevención, el Jardín Botánico ha implementado acciones que incluyen actividades de manejo integral del arbolado antiguo de la ciudad y manejo integral de plagas y enfermedades. Para ello, adelanta el monitoreo permanente de aquellos árboles identificados con afectaciones fitosanitarias de nivel crítico. Precisamente, en lo corrido de esta Administración se han atendido 72.085 árboles enfermos. Si considera que algún árbol puede causar una tragedia, comuníquese con el Número Único del Sistema de Emergencias 123 o a la Secretaría Distrital de Ambiente 377 8889.

Tras cinco años de espera,
especie de ave regresa a Kennedy

 

Tras cinco años de espera, especie de ave regresa a Kennedy

 

La mirla patinaranja es una especie de ave que usualmente merodea en potreros, parques urbanos y jardines de clima frío. Se caracteriza por ser un ave residente, sedentaria y bastante territorial. No obstante, por varios años había dejado de ser avistada por los pequeños del colegio Distrital Kennedy, y hoy, después de cinco años de espera, regresó gracias a la plantación de árboles liderada por la Alcaldía.

Estudiantes del grado noveno del Colegio Distrital Kennedy se sumaron al reto de la Administración de llegar a los 500.000 árboles bien plantados en Bogotá. Con 26 árboles de cinco especies, los alrededores del plantel educativo fueron arborizados con el objetivo de que especies de aves como la mirla vuelva a ser vista en inmediaciones a la institución.

Entre curiosidades y risas se desarrolló la jornada en la que los estudiantes aprendieron la función principal del hidroretenedor, el cual se aplica al momento de ser plantado con el fin de retener agua, facilitando la hidratación de los árboles en épocas de sequía. 

De acuerdo con Marcela Correa, estudiante de grado noveno de la institución, ella, junto con sus amigas Coraline y Kelly, adquirieron un nuevo compromiso con estos individuos a quienes denominó como sus nuevos hermanos. Con el tiempo, tienen proyectado construir una cerca para protegerlo de personas maliciosas, hablarle antes o después de salir del colegio para que crezca y regarlo periódicamente.

Ligustro y guayacán de Manizales, dos de las especies plantadas en esta zona, se caracterizan por la resistencia a la contaminación de la ciudad y ser fuente de alimento y hábitat para cerca de 40 especies de insectos y unas 17 de aves.

 

Tras cinco años de espera, especie de ave regresa a Kennedy

 

 

El nuevo paisaje de Las Cruces

 

SIGAU: el inventario arbóreo de la capital

 

Como parte del trabajo de recuperación integral de los espacios públicos en las diferentes localidades de la capital, adelantado por la Alcaldía de Bogotá , una nueva capa de vegetación cubrió la localidad de Santa Fe en la última semana. Gracias a la plantación de 14 nuevos árboles, el parque las cruces transformó su cara.

A tan solo pocos días de una de las miles de jornadas de arborización que se realizan en la capital, la señora Gladys Novoa, amante de la naturaleza y los animales, preparó un compostaje casero con cascaras de huevo cocidas y trituradas, todo con el fin de garantizar que su roble adoptado, una de las cuatro especies plantadas en el parque Las Cruces, recibiera los nutrientes necesarios desde el crecimiento.

“Este tipo de actividades ayudan a los bogotanos a entender lo importante y valioso de plantar y cuidar a los árboles, respetando a la pachamama”, señaló doña Gladys.

Roble, palma de cera, ligustro y cedro fueron algunas de las especies que se plantaron en esta jornada, gracias a su alta adaptabilidad a las condiciones climáticas de la zona y a los innumerables beneficios que tiene para los ciudadanos, como la regulación termica y el hábitat y alimento que les provee a las aves e insectos.

Así las cosas, La Cruces, en la localidad de Santa Fe, se suma a los 140.981 árboles  que durante esta Administración hemos plantado.

 

Img 2 Nota Paisaje Las Cruces

 

Para conocer más información acerca de las plantaciones que se están llevando a cabo en la ciudad puede visitar la pagina http://jbb.gov.co/yoyaplante/ o en redes sociales con el numeral #YoYaPlanté, compartir las fotografías y/o videos de las plantaciones en las que participe.

 

 
 

SIGAU: el inventario
arbóreo de la capital

SIGAU: el inventario arbóreo de la capital

 

Como si se tratara de un minucioso expediente, en el que además del nombre, familia y altura se puede detallar el número de tratamientos o atención recibida por plagas y enfermedades, los árboles de Bogotá también tienen sus antecedentes.

A la fecha, la capital cuenta con 1.280.524 árboles en el espacio público del perímetro urbano, los cuales están censados y registrados a través del Sistema de Información para la Gestión del Arbolado Urbano de Bogotá (SIGAU), el único sistema en el que están inventariados nuestros árboles, por medio de 43 variables de información clasificadas en cinco categorías:

  1. Identificación de la especie: hace referencia al nombre, nombre científico, especie y familia, entre otros.
  2. Asometría: indica los metros de altura, diámetro de copa y diámetro de base de cada individuo.
  3. Emplazamientos: identificación del tipo de espacio en el que está emplazado el árbol. Puede hacer parte del sistema lúdico (parques), sistema de circulación urbana (vías y alamedas), rondas hídricas y humedales y franjas de control ambiental, entre otros.
  4. Ubicación: coordenadas de los individuos y reconocimiento de los elementos que hay alrededor del árbol.
  5. Sistema fitosanitario: diagnóstico de las afectaciones que puede tener el individuo en fuste, cuántos tratamientos ha recibido, fecha y tipo de tratamiento. En pocas palabras, hace referencia al historial clínica y ficha técnica de los árboles.


El SIGUAU funciona como una herramienta diagnóstica, ya que nos ha permitido determinar que en Bogotá hay cerca de 330 especies, de las cuales, 160 están catalogadas como aptas para el arbolado. Asimismo, gracias a este sistema se han logrado detectar algunas especies que no deberían estar en la ciudad por temas climáticos, como el caso de los guayacanes de clima cálido, flormorados y secuoyas, entre otras. Además, nos ha ayudado a identificar que el 50% de las especies que hay en la ciudad son exóticas, y que el 70% de individuos de la capital son exóticos y el 30% nativos.

Por otro lado, la importancia del SIGAU radica en que también les permite a los ciudadanos conocer las características y localización de todos y cada uno de los árboles del espacio público de la capital, realizar consultas individuales y obtener indicadores de la base de datos como la cantidad de árboles por UPZ, las especies de un lugar determinado y la información de cada individuo.

Asimismo, gracias al sistema, las entidades competentes en arborización (Jardín Botánico, Secretaría Distrital de Ambiente, Empresa de Acueducto, IDU y UAESP) pueden registrar y actualizar todas las actividades operativas y de mantenimiento en el arbolado urbano: plantación, tala, mantenimiento y manejo fitosanitario.

Antes de plantar un árbol en la ciudad es indispensable acudir al SIGUAU, ya que funciona como mecanismo de identificación de las zonas potenciales para arborizar, las cuales son seleccionadas a través de la identificación de coberturas vegetales, gracias a la interpretación de imagen satelital que permite plasmar el arbolado en el mapa, y posteriormente hacer una visita para verificar el potencial y la viabilidad de la zona.

Para el reconocimiento del arbolado, los ingenieros visitan el árbol, lo georreferencian, llenan un formulario digital y actualizan el sistema. Para el caso del Jardín Botánico son nueve personas a cargo del SIGAU y de la identificación en campo de especies.

“La importancia de este sistema es que permite contar con la información de la existencia del arbolado en la ciudad, ya que anteriormente, cuando no existía, los datos eran aproximados y no había certeza de la información. En este momento sabemos qué árboles se han plantado, cuántos individuos y de qué especie. De ahí la importancia de que la gente no plante por su cuenta y sin el apoyo de entidades autorizadas, porque el individuo plantado quedará fuera del censo y, sin el conocimiento de su existencia, seguramente quede por fuera de las labores de mantenimiento”, indicaron expertos del Jardín Botánico.

 
 

Footer Bogota Mejor Para Todos

Sdqs Sistema Guía Ciudadana para la gestión de las PQRS


Tablero Control

 

Contáctenos

Suscríbase

Déjenos sus datos para estar en contacto con usted.

  • Tarifas: 
    Adultos: $ 3.500
    Niños de 4 a 12 años: $ 1.800
    * Niños de 3 o menos años y adultos mayores de 60 años no pagan.

RSS Noticias

feed-image rss