Transparencia y acceso a información pública

SIGAU: el inventario
arbóreo de la capital

SIGAU: el inventario arbóreo de la capital

 

Como si se tratara de un minucioso expediente, en el que además del nombre, familia y altura se puede detallar el número de tratamientos o atención recibida por plagas y enfermedades, los árboles de Bogotá también tienen sus antecedentes.

A la fecha, la capital cuenta con 1.280.524 árboles en el espacio público del perímetro urbano, los cuales están censados y registrados a través del Sistema de Información para la Gestión del Arbolado Urbano de Bogotá (SIGAU), el único sistema en el que están inventariados nuestros árboles, por medio de 43 variables de información clasificadas en cinco categorías:

  1. Identificación de la especie: hace referencia al nombre, nombre científico, especie y familia, entre otros.
  2. Asometría: indica los metros de altura, diámetro de copa y diámetro de base de cada individuo.
  3. Emplazamientos: identificación del tipo de espacio en el que está emplazado el árbol. Puede hacer parte del sistema lúdico (parques), sistema de circulación urbana (vías y alamedas), rondas hídricas y humedales y franjas de control ambiental, entre otros.
  4. Ubicación: coordenadas de los individuos y reconocimiento de los elementos que hay alrededor del árbol.
  5. Sistema fitosanitario: diagnóstico de las afectaciones que puede tener el individuo en fuste, cuántos tratamientos ha recibido, fecha y tipo de tratamiento. En pocas palabras, hace referencia al historial clínica y ficha técnica de los árboles.


El SIGUAU funciona como una herramienta diagnóstica, ya que nos ha permitido determinar que en Bogotá hay cerca de 330 especies, de las cuales, 160 están catalogadas como aptas para el arbolado. Asimismo, gracias a este sistema se han logrado detectar algunas especies que no deberían estar en la ciudad por temas climáticos, como el caso de los guayacanes de clima cálido, flormorados y secuoyas, entre otras. Además, nos ha ayudado a identificar que el 50% de las especies que hay en la ciudad son exóticas, y que el 70% de individuos de la capital son exóticos y el 30% nativos.

Por otro lado, la importancia del SIGAU radica en que también les permite a los ciudadanos conocer las características y localización de todos y cada uno de los árboles del espacio público de la capital, realizar consultas individuales y obtener indicadores de la base de datos como la cantidad de árboles por UPZ, las especies de un lugar determinado y la información de cada individuo.

Asimismo, gracias al sistema, las entidades competentes en arborización (Jardín Botánico, Secretaría Distrital de Ambiente, Empresa de Acueducto, IDU y UAESP) pueden registrar y actualizar todas las actividades operativas y de mantenimiento en el arbolado urbano: plantación, tala, mantenimiento y manejo fitosanitario.

Antes de plantar un árbol en la ciudad es indispensable acudir al SIGUAU, ya que funciona como mecanismo de identificación de las zonas potenciales para arborizar, las cuales son seleccionadas a través de la identificación de coberturas vegetales, gracias a la interpretación de imagen satelital que permite plasmar el arbolado en el mapa, y posteriormente hacer una visita para verificar el potencial y la viabilidad de la zona.

Para el reconocimiento del arbolado, los ingenieros visitan el árbol, lo georreferencian, llenan un formulario digital y actualizan el sistema. Para el caso del Jardín Botánico son nueve personas a cargo del SIGAU y de la identificación en campo de especies.

“La importancia de este sistema es que permite contar con la información de la existencia del arbolado en la ciudad, ya que anteriormente, cuando no existía, los datos eran aproximados y no había certeza de la información. En este momento sabemos qué árboles se han plantado, cuántos individuos y de qué especie. De ahí la importancia de que la gente no plante por su cuenta y sin el apoyo de entidades autorizadas, porque el individuo plantado quedará fuera del censo y, sin el conocimiento de su existencia, seguramente quede por fuera de las labores de mantenimiento”, indicaron expertos del Jardín Botánico.

 
 

Footer Bogota Mejor Para Todos

Sdqs Sistema Guía Ciudadana para la gestión de las PQRS


Tablero Control

 

Contáctenos

Suscríbase

Déjenos sus datos para estar en contacto con usted.

Política de tratamientos de datos personales

  • Tarifas: 
    Adultos: $ 3.500
    Niños de 4 a 12 años: $ 1.800
    * Niños de 3 o menos años y adultos mayores de 60 años no pagan.

RSS Noticias