Transparencia y acceso a información pública

Así sembramos el futuro
de Bogotá

Vivero la Florida

 

Cerca de 138.077 individuos vegetales están albergados hoy en el Vivero la Florida y el Túnel de Propagación, dos espacios que hacen posible la siembra del futuro de nuestra ciudad.

Plantar un árbol no es tarea fácil. Es indispensable diseñar y evaluar el terreno para garantizar que los árboles tengan el espacio adecuado para desarrollarse de la mejor manera; visualizar el futuro del paisaje y, especialmente, identificar y seleccionar las especies que mejor se adaptan al lugar que desea arborizar. Precisamente, gracias a un equipo de profesionales del Jardín Botánico se trabaja constantemente para asegurar que los árboles de Bogotá sean los mejores del país.
 
El proceso de siembra se inicia desde el Vivero La Florida y el Túnel de Propagación, donde ingenieros forestales y biólogos recopilan y consultan en el Herbario del Jardín Botánico la información de las coordenadas de las muestras de semillas que deben ser recolectadas para plantar. Una vez identificada la ubicación, los profesionales salen a las fuentes semilleras de la ciudad en busca del material vegetal.
 
Entre  cuatro y cinco salidas al mes son necesarias para recolectar las mejores semillas, tanto en zonas urbanas como de restauración ecológica, las cuales llegarán a los viveros para dar inicio al proceso de propagación y así, incrementar los árboles con los que se arborizará la capital.
 
El proceso de propagación puede darse por semillas o de manera asexual. Con el primer método, las semillas se ponen a germinar y se monitorean constantemente para verlas crecer. Unas tardan hasta dos años en germinar, como el tuno y el mortiño, utilizados para restauración ecológica; mientras que otras tan solo tardan tres meses, como el nogal y el cedro, empleados en la arborización urbana también.  Si el proceso es de manera asexual o vegetativa, los rizomas, bulbos o material vegetal se ubican en tierra para que broten raíces.
 
Cuando ya las plántulas tienen un tamaño de entre 10 a 15 centímetros y están con hojas reales, pasan a bolsa. Dicho proceso es denominado era de crecimiento, en el que se puede establecer cuántos árboles de cada especie estarán listos, en unos meses, para el suelo capitalino. 
 
Una vez en bolsa y con el tamaño ideal, pueden ser plantados en la ciudad, ya sea en espacio urbano, como para zonas de restauración ecológica y jardinería. Para el caso de las zonas de restauración ecológica, los individuos son de 50 centímetros a 2.10 metros de altura; mientras que para arborización urbana el requerimiento es de 1.50 a 3.60 metros de alto.
 
Con los árboles listos se hace un análisis específico de los espacios, como por ejemplo las condiciones de humedad de cada zona de la ciudad, el tipo de suelo, la precipitación, tipo de copa y permanencia del follaje, la distancia entre un árbol y otro (interdistancia) y la acumulación de agua por debajo de la superficie del suelo, entre otros factores, para garantizar que las especies seleccionadas para cada lugar puedan alcanzar su máximo potencial y la prestación de los servicios ecosistémicos ideales y acordes al lugar de emplazamiento.
 
Actualmente, el Túnel de propagación tiene listos 2.519 individuos, mientras que La Florida 62.440. No obstante, solo entre 2016 y 2018, el Vivero La Florida, el más grande que tiene el Jardín Botánico (3.2 hectáreas), registró la salida de 397.927 individuos.

De esta manera, la Alcaldía de Bogotá, a través del Jardín Botánico, ha plantado hasta la fecha 120.252 árboles nuevos en toda la ciudad. 

Footer Bogota Mejor Para Todos

Sdqs Sistema Guía Ciudadana para la gestión de las PQRS


Tablero Control

 

Contáctenos

Suscríbase

Déjenos sus datos para estar en contacto con usted.

Política de tratamientos de datos personales

  • Tarifas: 
    Adultos: $ 3.500
    Niños de 4 a 12 años: $ 1.800
    * Niños de 3 o menos años y adultos mayores de 60 años no pagan.

RSS Noticias