Transparencia y acceso a información pública

Así avanza la construcción del
Tropicario más grande de Colombia

Así avanza la construcción del Tropicario más grande de Colombia

 

Tras varios meses de espera y expectativa, y un sinfín de expediciones botánicas a los lugares más recónditos de Colombia en busca de las más importantes especies para conservar, este martes, el Jardín Botánico de Bogotá presentó los avances de una de las obras pioneras de esta Alcaldía: el Tropicario más grande del país.

Próximamente, viajar al Chocó para conocer los mangles, o tener que ir hasta el Amazonas para poder ver la bala de cañón, el yagé o la Victoria regia, ya no será necesario. Gracias al nuevo Tropicario, cerca de 400 especies, 253 géneros, 100 familias y alrededor de 1.000 individuos vegetales de diferentes zonas del país podrán ser apreciados desde Bogotá, gracias a un diseño tecnológico que incorporó principios de bioclimática y topografía para lograr las condiciones de humedad, luz y temperatura propias de cada ecosistema.

Serán 3.747 metros cuadrados, rodeados de la vegetación más representativa y a la vez más amenazada de Colombia, los que conformarán el Tropicario, un circuito de invernaderos con cinco salas de exhibición, en donde se representarán los principales ecosistemas del país en condiciones de riesgo, generalmente, por factores antrópicos. El objetivo es hacer de este espacio educativo un lugar  para generar proyectos de conservación ex-situ.

“Hoy somos nosotros, en manos de la Alcaldía de Bogotá, quienes trabajamos arduamente por abrir pronto las puertas del Tropicario, un espacio muy importante que ayudará a salvaguardar una parte de la inmensa diversidad del país y del mundo. Mañana serán ustedes quienes harán parte de la construcción de este nuevo futuro”, señaló Laura Mantilla, directora del Jardín Botánico de Bogotá.  

La estructura cuenta con sistemas de riego controlados por nebulización en los ambientes selváticos, apertura remota de ventanas para el control de la temperatura, sistema de riego automatizado para garantizar las condiciones de humedad de los ambientes, ventilación bioclimática y el  uso  de  luz  natural  combinada  con  sistemas  de  iluminación  de  alta  eficiencia, que permiten ahorrar hasta un 60% de energía.

De esta manera, podremos  contar con cinco ambientes: el primer Bosque Seco Tropical en la capital, superpáramo, bosque húmedo tropical  (Amazonía y Chocó biogeográfico), colección de Plantas útiles CEPAC (Colecciones especializadas para la Conservación) y el biodiversario.

El tropicario no contara con equipos de ventilación mecánica, excepto en el espacio de superpáramo, en el cual se requiere simular temperaturas muy bajas; los demás espacios tendrán ventilación natural por medio de las ventanas de apertura programada.

La Administración Distrital ha dispuesto este espacio para la investigación; educación ambiental, cultural y la formación de valores ciudadanos con responsabilidad hacia la conservación y la valoración del patrimonio vegetal colectivo.